sábado, 21 de marzo de 2009

Reflexión 14


Si con este odio tengo que vivir, aguardo esta noche la muerte.

Si por vivir muero que me maten ahora, y si he de morir, morir teniéndote en mis brazos.


He de perdonar, he de pedir perdón, pero no he de llorar más.


Necesito respirar,
sentir el primer aliento como recién nacido,
sentir tu piel sobre mi piel,
solo el último de mis segundos,
pero morir así.

Contar esta verdad que desgarra cada ápice minúsculo de mi ser,
lo que me consume,
eso que me aprieta la garganta quitándome la respiración,
que martiriza mi cabeza,
presiona mis ojos,
eso que me quita el sueño y me asesina sin piedad.

Confesar que Te Quiero aunque a veces te odio,
confesar que eres tu la única razón que me ata a esta vida mísera,
nuestra vida.

Confesar para morir tranquila y en paz,
para no llegar al bajo astral,
confesar...


para respirar.

2 comentarios:

Vitalnn dijo...

Que ahogo la mentira...

aLba (*) dijo...

confesar que te quiero aunque a veces te odio..